Mensajeria

La burbuja de la mensajería instantánea

Desde hace un par de años hacia aquí, con la proliferación de los smartphones y la mejora de las tarifas de internet de las operadoras de telefonía ha aumentado exponencialmente el número de aplicaciones de mensajería instantánea desde móviles, pero ¿es una moda pasajera? o ¿se consolidará para quedarse durante mucho tiempo?

Los orígenes de la mensajería instantánea

Hoy en día todos sabemos que el mundo de la tecnología va más rápido que lo que algunos pueden soportar y eso mismo es lo que está pasando con el mundo de la mensajería.

Haya al principio de los 2000, antes de que existieran los smartphones dos de los programas estrella en internet era MSN Messenger o Yahoo Messenger, donde millones de personas alrededor del mundo de conectaban todos los días desde sus ordenadores para hablar con amigos, compañeros o familiares. Con la revolución de internet en los teléfonos el escenario cambió y todo ese mundo se hizo móvil y lo que fueron las dos joyas de la corona internet cayeron en desuso hasta desaparecer.

Las potencias actuales

Después de la continua revolución de los SMS como método de comunicación, surgieron las aplicaciones de mensajería móvil. Actualmente, existen (en el mercado español) tres opciones que tienen la hegemonía: Whatsapp, WeChat o LINE. Todas ellas tienen muchas características comunes, de hecho casi no tienen diferencias, salvo que al principio Whatsapp fue de pago para las plataformas diferentes del iPhone y ya lo es para todas.

Onavo-Insight Whatsapp-Share

Desde que aparecieron las primeras aplicaciones, otras fueron añadiendo nuevas funciones que podían hacerlas mas o menos atractivas, según gustos, pero lo que realmente importa es la cuota de mercado conseguida y la dificultad de migrar a los usuarios a otras aplicaciones.

Primeras desapariciones

Dentro del escaparate de aplicaciones móviles existen un muchas que en un momento puntual han llamado la atención por alguna peculiaridad pero que no han terminado de cuajar y parece que su destino es terminar echando el cierre. Ponemos algunos ejemplos:

  • Chad2Win: aplicación que permite tener ingresos por ver publicidad mientras chateas
  • Joyn: aplicación desarrollada por las operadoras españolas
  • ChatON: aplicación propia de Samsung
  • Blackberry Messenger: aplicación propia de Blackberry
  • Viber: primer aplicación en ofrecer llamadas de voz IP de manera gratuita
  • Skype
  • Message Me
  • Facebook Messenger
  • Hangouts: sustituto de Gtalk de Google

Con esta marabunta de posibilidades no suena extraña la noticia de que esta semana, Telefónica ha visto truncadas sus esperanzas en el uso de su propia aplicación de mensajería en el mercado español (TuMe) anunciando que el 8 de septiembre deja de dar servicio, ¿cuántas mas irán detrás?

¿Burbuja?

Este mundo parece un mercado consolidado y que se puede mantener durante mucho tiempo, debido a que de una u otra formas los mensajes entre móviles creemos que pueden existir siempre, pero todos pensábamos lo mismo cuando no existían los smartphones haya por los 2000. El tiempos nos dirá si este tipo de aplicaciones y empresas son pasajeras o, si por el contrario, se quedarán con nosotros durante mucho mas años. Lo que está claro es que si no innovan y no evolucionan las aplicaciones están condenadas al fracaso, por mucha cuota de mercado que puedan tener. Depende de ellas.

Deja un Comentario

You must be logged in to post a comment.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR